Entrevista al Dr. Patrick Brown – Director del programa de Leucemia en John Hopkins Hospital

Vanesa / 22 diciembre / 0 Comment / 1264


“Las células madre son el componente esencial de los trasplantes. Son ellas las que hacen posible la supervivencia del paciente.”

En el marco de su labor como asesor de la Fundación Pérez Scremini para el tratamiento del cáncer infantil, visitó por segunda vez nuestro país el Dr. Patrick Brown, Director del Programa de Leucemia en el John Hopkins Hospital en Baltimore, Estados Unidos. Esta institución médica, es una de las más grandes fuentes de investigación e innovación en tratamientos médicos a lo largo del mundo. Galardonado durante 21 años consecutivos como el mejor centro de salud del país, en él nacieron especialidades médicas como la neurocirugía, la cirugía cardíaca y la psiquiatría infantil.

Hoy en día, el Dr. Patrick Brown, oncólogo pediatra, se desempeña como Director del Programa de Leucemia, donde se trabaja en la búsqueda de nuevos tratamientos para este cáncer, obteniendo resultados asombrosos.

En esta segunda visita, el Dr. Brown se tomó unos minutos para conversar en exclusiva con Células de Cordón Uruguay, y contarnos de primera mano como las células madre son parte esencial en estos tratamientos.

 

¿Podría describir rápidamente los nuevos programas para la atención de la leucemia pediátrica que se están desarrollando en el John Hopkins?

Hoy en día se están desarrollando dos grandes programas para el tratamiento de la Leucemia en el John Hopkins.

Por un lado, un novedoso programa que se está desarrollando es el uso de trasplantes HLA-haploidénticos (semi-compatibles) de células madre (HSCT, por sus siglas en inglés). Estos trasplantes son la única terapia curativa conocida para muchos niños con leucemia. En el pasado, el uso de estos trasplantes estaba limitado a los pacientes con donantes 100% compatibles (generalmente hermanos, y muy ocasionalmente donantes desconocidos), lo que significaba que muchísimos pacientes no estaban en condiciones de recibir un trasplante, ya que aún es limitada la población que decide conservar las células madre al momento del nacimiento. Los intentos que se han realizado hasta ahora utilizando donantes semi-compatibles no han tenido éxito, debido a una gran toxicidad llamada Enfermedad de Injerto Contra Huésped. En el John Hopkins, se desarrolló una nueva técnica que permite utilizar de manera segura la donación semi-compatible. La técnica consiste en, 2 días luego de recibir el trasplante, tratar al niño que lo recibió con una droga de quimioterapia especial llamada Ciclofosfamida. Esta, selectivamente ataca las células del donante que provocan la Enfermedad del Injerto Contra Huésped, permitiendo realizar trasplantes seguros.

Por otro lado, Johns Hopkins también está participando en el desarrollo de una nuevo tratamiento llamado, “Células T quiméricas receptoras de antígeno” (CART por sus siglas en inglés) para chicos con leucemia.

Este tratamiento implica recolectar las células linfocitos T propias del paciente (un tipo de célula de la defensa) y mediante ingeniería genética modificarlas para que reconozcan y ataquen las células de la leucemia. Las terapias con CART están mostrando increíbles avances en ciertos tipos de leucemias pediátricas.

 

¿Algunos de estos programas se están desarrollando en Uruguay?

Sí!, La Fundación Pérez Scremini, bajo las órdenes de los Drs. Luis Castillo y Gustavo Dufort, han estado utilizando el programa de trasplantes haploidénticos de células madre durante varios años con excelentes resultados. Esto es extremadamente impresionante para un programa en un país tan pequeño y con recursos limitados, lo que habla de un gran nivel de experiencia técnica en este equipo. La Fundación también ha comenzado el proceso para hacer posible la terapia CART para los tipos de leucemia en que ya se ha probado su eficacia.

 

¿Cómo cambia la esperanza con estos programas para los pacientes?

Para muchos pacientes, no hay chance de cura sin estos nuevos tratamientos. Estas posibilidades le dan a los niños y sus padres esperanza de que podrán vencer el cáncer y llegar a la adultez.

 

¿En qué lugar ubica usted a las células madre en estos programas?

Las células madre son el componente esencial de los trasplantes. Son ellas las que hacen posible la supervivencia del paciente luego del procedimiento, ya que ellas son las responsables de que el paciente pueda producir sangre nueva y reconstruir el sistema inmune. Sin ellas el paciente no sobreviviría.

 

¿Hacia dónde cree usted que se dirigirán los programas de tratamiento para la leucemia en el futuro?

Yo pienso que tanto las células madre como las terapias inmunológicas son el futuro para el tratamiento de la leucemia. Prometen curar más pacientes con menos toxicidad que los encares clásicos basados en quimioterapia.

 

¿Qué lugar cree usted que ocuparán las células madre en estos tratamientos?

Las células madre seguirán siendo un componente crítico en el éxito de las terapias para la leucemia, y yo pienso que la importancia de las células madre para la leucemia irá en constante aumento por los próximos años y décadas.


Martín Perillo