Nueva técnica utiliza células madre para tratar ciertos tipos de cáncer.

Vanesa / 21 septiembre / 0 Comment / 764


Un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada, ha testeado con esperanzadores resultados una nueva técnica con la cual, células madre mesenquimales (MSC) ayudan a frenar el avance de los procesos tumorales, potenciando los efectos de la radioterapia.

Este descubrimiento coloca a las células madre mesenquimales no solo como el centro de varias terapias, sino que ahora también en el sitio de potenciador de otras ya existentes, y en este caso, a la radioterapia como una esperanza para el tratamiento de varios tipos de cáncer sistémicos.

Puntualmente, lo que logró el equipo investigador fue activar las células madre mesenquimales una vez que estas fueron introducidas dentro de los tumores visualizando que estas segregaban citoquinas, proteínas anti tumorales. Uno de los autores del estudio, José Mariano Ruiz de Almodóvar, “las MSC poseen un enorme potencial para el tratamiento de cánceres, ya que son capaces de alojarse en el interior de los tumores y cuando son preactivadas, o cuando se activan directamente mediante radiación ‘in vivo’, secretan citoquinas y proteínas supresoras de tumores, que producen una mejora muy significativa en los mecanismos del control que la radiación ionizante ejerce sobre los tumores”.

Efecto de Vecindad

Este estudio, realizado sobre modelos tumorales implantados en ratones, logra analizar la sensibilidad celular al llamado “efecto de vecindad” o “espectador”, que consiste en producir efecto en las células cercanas a las directamente expuestas a la radiación. Para eso utilizaron células cancerosas y células madre mesenquimales derivadas de tejido del cordón umbilical.

Esto demuestra que la radioterapia sumada a la aplicación de células madre mesenquimales reduce la velocidad de crecimiento tumoral tanto con la irradiación directa como en tumoraciones cercanas.